«Alegato de apertura» en caso de lavado de activos, por Hugo Mendoza